12/8/15

Habitacion 130

"Dándole vida a la vida, te encontré, dándole amor al amor, te amé"


Voy a ponerme ñoña, no lo puedo evitar revivir aquel momento en que llegaste al mundo, pequeña criatura...


Era un 6 de Julio de 2015, después de ir a mi última cita en tocos por la mañana y llegar a casa de mi madre con la cita de la programación del parto para el domingo siguiente si no te animabas a venir al mundo, algunas contracciones pero nada más, 40+4 esa mañana.


Sin embargo con la certeza de que llegarías antes de alcanzar aquel domingo me fui a casa de mis padres y allí empezó la magia alrededor de la 16.00 pm 

A punto de meterme en la piscina

Ese día toqué la guitarra para ti, canté por ti y tú naciste para mi.

El dolor fue subiendo de sutileza pero nada que mi cuerpo no pudiera aceptar y gestionar. Recuerdo que en mi cabeza resonaba el mantra "EK ONG KAR", también llamado mool mantra, mantra que me acompañó en el embarazo, en la preparación al parto y en el parto mismo



Ek Ong Kar 


Sat Nam 

Kartaa Purkh Nirbhao Nirvair 


Akaal Moorat

Ajoonee, Saibhang, Gur Prasaad



Aad Sach, Jugaad Sach

Hai Bhee Sach, Nanak Hosee Bhee Sach

Nanak Hosee Bhee Sach


Ek Ong Kar
Sat Nam
Kartaa Purkh Nirbhao Nirvair

Akaal Moorat
Ajoonee, Saibhang Gur Prasaad

Aad Sach, Jugaad Sach
Hai Bhee Sach, Nanak Hosee Bhee Sach
Nanak Hosee Bhee Sach

 Más info Mool Mantra

Subía de intensidad, me senté en la pelota de pilates recordando que yo misma era la dueña de mi propia biología y que en mi mano estaba que esas hormonas se segregaran de la manera correcta, oxitocina en los picos y endorfinas entre contracciones, eso requería de mi la capacidad de relajarme entre contracciones para poder traerte al mundo.

De pronto mi cuerpo pedía un descanso, hacia mucho calor, y decidí meterme en la piscina, curiosas emociones me embargaban, en aquella piscina me había criado yo, crecido, aprendido, esa piscina que hoy me preparaba para ser madre. Entre allí y el dolor se dividió, aunque la intensidad era alta, gestionar las emociones era más sencillo, y allí en mitad del agua, decidiste que era el momento, entre aguas, rompí aguas.

Salí corriendo de allí para ver como eran, y por un momento las emociones se apoderaron de mi, estaban manchadas, había que correr al hospital para asegurarnos de que todo iba bien.

Tus abuelos y yo salimos al hospital y por primera vez las lágrimas salieron de mis ojos, deseando solamente que estuvieras bien. Entre en urgencias y todo iba bien, estábamos a mitad de camino, 5cm y nos pusimos la epidural, dude un segundo, seguramente habría soportado el dolor y habrías llegado antes al mundo, pero esa fue mi decisión y por suerte todo salio bien. Concentrada en la fortaleza de mi mente y mi cuerpo, mama mamífera, instinto animal, estaba lista para traerte al mundo. Estaba tan preparada que me dormí entre dolores, anestesiada por mis propias hormonas, drogada por el proceso de traerte al mundo y lista para ello.

Pequeña Criatura

Durante 9 meses me preparé para ello, sabía lo que debía hacer, estuve pujando hasta que asomo tu cabeza, entonces, la magia se hizo presente y me llevaron a paritorio. Tanta era la energía que tenía que yo misma pude subirme al potro sin ayuda, me agarré fuerte, respiré hondo y tres empujones después estabas en el mundo, no en mis brazos, pero sí en el mundo, se hizo el milagro, 285 días después, eras una realidad.

Un mundo de emociones, una paz interior se apoderó de mi, pude sentir como mi cuerpo trabaja para mi, ahora que no estabas dentro de mi, todo empezaba a reorganizarse y tú estabas conmigo.

El amor empezó a crecer aquel 7 de julio de 2015 en la habitación 130.

Sra.S+Little M.

"El amor tiene un proceso, crearte, traerte, amarte...no ha sido fácil pero te enseñaré a lucharlo, te enseñaré a conseguir lo mismo, porque estamos hechas de la misma sangre, porque estamos hechas de la misma vida, estamos hechas de estrellas, querida hija, siempre volveré para amarte" Sra.S

No hay comentarios:

Publicar un comentario